miércoles, 18 de enero de 2017

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS



A principios del Siglo XX se propuso en la Santa Iglesia una semana de oración para que los herejes, apostatas y cismáticos se volvieran a la Santa Madre Iglesia Católica, única religión verdadera, para salvar sus almas y  evitarles las penas del Infierno a la hora de su muerte. Este es el verdadero concepto de la Unidad de los Cristianos: el regreso de las ovejas negras al seno de la Iglesia bajo el dominio del Vicario de Cristo Su Santidad el Papa, no el bobalicón ecumenismo que predica el Concilio Vaticano II y sus Antipapas.

Este Octavario de Oración comienza el 18 de Enero en la Fiesta de la Cátedra de San Pedro y termina el 25 de Enero en la Fiesta de la Conversión de San Pablo; las siguientes oraciones se tendrán que rezar todos los días y cada una de estas posee Indulgencia Plenaria si se cumple con las condiciones (Confesión y Comunión). Oremos pues por la Conversión de los herejes y Cismáticos para que vuelvan al Seno de la Santa Madre Iglesia y salven sus almas.




 PRECES

INVOCACIÓN: ¡Señor Jesús, clementìsimo Salvador del mundo!, por vuestro Sacratisimo Corazón os rogamos suplicantes que todas las ovejas errantes se conviertan a Vos, que sois Pastor y Obispo de sus almas. Que vivìs y reináis por los siglos de los siglos. Amen. (1)

JACULATORIA: Dulce Corazón de Jesús, tened misericordia de nosotros y de los herejes errantes. (2)

ORACIÓN: ¡Oh Dios!, que corregís lo que esta errado, reunís lo disperso y guardáis lo ya reunido; os suplicamos derraméis compasivo la gracia de vuestra unión sobre el pueblo cristiano, a fin de que, desechada la división, uniéndose al verdadero Pastor de vuestra Iglesia, pueda serviros dignamente. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amen. (3)

¡VIVA CRISTO REY!

¡VIVA LA SANTA IGLESIA CATÓLICA NUESTRA MADRE!
¡VIVA SU SANTIDAD PÍO XII, ULTIMO PAPA DE LA IGLESIA!
¡VIVA LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA!


(1) Indulgencia de 500 días cada vez que se diga.
(2) Indulgencia de 300 días cada vez que se diga.
(3)Indulgencia de 3 años cada vez que se diga.

                                                                    PAX VOBIS.

jueves, 12 de enero de 2017

RETOÑOS DE LA REJA....


"Acércate a la reja sos la dueña de mi alma..."  diria Jorge Cafrune... pero NO te acerques a La Reja... ahí ni loco....


Cuartel Lefebvrista de La Reja, Argentina

Desde la República Argentina nos han llegado informaciones de fuentes confiables (algunas de esas fuentes incluso de la misma FSSPX) acerca de un hecho que termino de confimar nuestras dudas sobre el Lefebvrismo; corriente que como todos sabemos fue inventada por el judío y maricón de Giovanni Battista Montini (Alias "Pablo VI) en los años 70s para desviar y corromper a la verdadera resistencia católica (sedevacantista).

Pues bien, el caso en especifico es el de el señor Julio Cesar Giambattista, residente en la Ciudad de Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires (Argentina), que aproximadamente para finales del año 2015 (sentimos no tener las fechas exactas) ingreso al Seminario de Nuestra Señora Corredentora en La Reja (Seminario Lefebvrista). Hay que aclarar que este señor tiene mas de 50 años y que ingresaba al Seminario para ser Hermano adjunto a la Fraternidad, todo va bien...hasta que a mitades del año pasado (quizás Julio o Agosto) el Sr. Giambattista se retira del Seminario.


Una foto del Sr. Julio Giambattista con los demás Hermanos del Seminario de La Reja (cabe aclarar que el Sr. Giambattista de quien hablamos es el mas bajo de todos en la foto de arriba)

Todo va bien, hasta que en Noviembre- Diciembre del año pasado en su Facebook el Sr. Giambattista comienza a compartir publicaciones de corte protestante; hasta que hace un par de semanas publica algo que nos dejo en "shock":


Foto sacada directamente del Facebook del Sr. Giambattista

La foto que mostramos arriba muestra el "Bautismo" que el Sr. Giambattista realizo en una secta protestante (lamentamos el no saber en cual de las 10.000 sectas protestantes se alisto este tipo) si lo quieren verificar aqui les dejo el perfil del Sr. Giambattista (https://www.facebook.com/juliocesar.giambattista.56)...Asi es: Paso´ de ser un hereje frikitradi, lefebvrista, super-mega-hiper-recontra resistente fraternitario a ser un hereje protestante... ya ni se que sera peor.

De este hecho podríamos sacar dos conclusiones: o el tipo no entendió nada o no le hicieron entender nada...para mi pueden haber las dos respuestas; me explico: en los Seminarios de la FSSPX (y en los mismos fieles) se les inculca una beatería jesuitica y absurda totalmente contrarios a la verdadera piedad y devoción cristianas. 

Esta beatería jesuita de la que hablo es el rezar por rezar, una sobrecarga de devociones vaciado del sentido mismo de la devoción; y el negocio de la Fraternidad en cuanto a esto se refiere se reduce a 3 cosas: Fátima (malinterpretada), Retiros Ignacianos (con el cual controlan mental y espiritualmente a sus fieles; cosa totalmente adversa al consejo y dirección espiritual) y el Kempis o "Imitación de Cristo" (totalmente malinterpretado). Esto (y mas) en conjunto se llaman la "Devotio Moderna" creada por la impía Orden de los Jesuitas, desviados hace siglos de la Ortodoxia Católica...por algo fue que el Papa Clemente XIV suprimió esta Orden Religiosa en el S. XVIII...algo de razón tendría el cortacabezas Basilio Meramo (igual de hereje a los de la Fraternidad).

Pero esta no es la primera vez que ocurre algo así, en La Reja (y en la FSSPX como tal) han pasado otras joyitas como Jean Michel Faure, quien fuera judío y de familia arraigadamente judía (hoy "Obispo" de la "Resistencia" Williamsoniana), u otro caso que conocemos de unos ex-seminaristas de La Reja que actualmente ejercen como pseudo sacerdotes de la Secta fundada por el hereje y cismático obispo brasileño Carlos Duarte Costa (quien fuera excomulgado por S.S. Pio XII); o el caso de otros muchos ex-seminaristas que después de salir de La Reja (o de cualquier Seminario de la Fraternidad) no acuden a Misa ni a ningún templo, ya que en el Lefebvrismo les inculcan un nuevo dogma que podriamos llamar "FUERA DE LA FSSPX NO HAY SALVACIÓN"... o es con la Fraternidad o no es con nadie; ¡y ni hablar del Sedevacantismo! ya que en el Lefebvrismo al lavarles el cerebro de paso les imponen el chip anti-sedevacantista....

Pruebas sobran para demostrar que el Lefebvrismo es el brazo derecho del Modernismo, que la Secta del Vaticano II liderada por el Heresiarca de Bergolgio NO ES LA IGLESIA CATÓLICA FUNDADA POR NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO...en fin. Después de todo esto exhortamos a aquellos que nos leen a que acepten la verdadera Fe Católica con la verdadera Misa y con los verdaderos sacerdotes y a que rechacen a Bergoglio y a su Secta; a la cual la Fraternidad siempre ha pertenecido.

PAX VOBIS.

viernes, 6 de enero de 2017

SOLEMNIDAD DE LA EPIFANÍA DEL SEÑOR JESUCRISTO



6 DE ENERO- SOLEMNIDAD DE LA EPIFANÍA DEL SEÑOR JESUCRISTO 1ra clase con Octava- Ornamentos blancos.

TEXTOS DE LA MISA EN LATÍN

 Introitus: Mal. iii: 1; 1 Par. xxiix: 12

Ecce advénit dominátor Dóminus: et regnum in manu ejus, et potéstas, et impérium. [Ps. lxxi: 1] Deus, judícium tuum Regi da: et justítiam tuam Fílio regis. V. Glória Patri. Ecce advénit.

Oratio:

Deus, qui hodiérna die Unigénitum tuum géntibus stella duce revelásti: concéde propítious; ut, qui jam te ex fide cognóvimus, usque ad contemplándam spéciem tuæ celsitúdinis perducámur. Per eúmdem Dominum.

Infra Octavam: 2. de S. Maria.
3. contra persecutores Ecclesiæ, vel pro Papa

Isai. llx: 1-6

Léctio Isaíæ Prophétæ.
Surge, illumináre, Jerúsalem: quia venit lumen tuum, et glória Dómini super te orta est. Quia ecce tenébræ opérient terram, et calígo pópulos: super te autem oriétur Dóminius, et glória ejus in te vidébitur. Et ambulábunt gentes in lúmine tuo, et reges in splendóre ortus tui. Leva in circúitui óculos tuos, et vide: omnes isti congregáti sunt, venérunt tibi: fílii tui de longe vénient, et fíliæ tuæ de látere surgent. Tunc vidébis, et áfflues, mirábitur et dilatábitur cor tuum, quando convérsa fúerit ad te multitúdo maris, fortitúdo géntium venerit tibi. Inundátio camelórum opériet te, dromedárii Mádian et Epha: omnes de Saba vénient, aurum et thus deferéntes, et laudem Dómino annuntiántes.

Graduale: Ibid: 6 et 1

Omnes de Saba vénient, aurum et thus deferéntes, et laudem Dómino annuntiántes. V. Surge, et illumináre, Jerúsalem: quia glória Dómini super te orta est.
Allelúja, allelúja. [Matth. ii: 2] Vídimus stellam ejus in Oriénte, et vénimus cum munéribus adoráre Dóminium. Allelúja.

Matth. ii: 1-12
+ Sequéntia sancti Evangélii secúndum Matthæum.

Cum natus esset Jesus in Béthlehem Juda in diébus Heródis regis, ecce Magi ab Oriénte venérunt Jerosólyman, dicéntes: «Ubi est qui natus est rex Judæórum? Vídmus enim stellam ejus in Oriénte, et vénimus adoráre eum.» Audiens autem Heródes rex, turbátus est, et omnis Jerosólyma cum illo. Et cóngregans omnes príncipes sacerdótum, et scribas pópuli, sciscitabátur ab eis, ubi Christus nascerétur. At illi dixerunt ei: «In Béthlehem Judæ: sic enim scriptum est per Prophétam: “Et tu Béthlehem terra Juda, nequáquam mínima es in princíbus Juda: ex te enim éxiet dux, qui regat pópulum meum Israël.”» Tunc Heródes, clam vocátis Magis, diligénter dídicit ab eis tempus stellæ, quæ appárauit eis: et mittens ilos in Béthlehem dixit: «Ite, et interrogáte dillgénter de puero et cum invenéritis, reuntiáte mihi, ut et ego véniens adórem eum.» Qui cum audíssent regem, abiérunt. Et ecce stella, quam víderant in Oriénte, antecedébat eos, usque dum véniens, staret supra, ubi erat puer. Vidéntes autem stellam, gavísi sunt gáudio magno valde. Et intrántes domum, invenérunt púerum cum María matre ejus, (hic genuflectitur) et procidéntes adoravérunt eum. Et apértis thesáuris suis, obtulérunt ei múnera, aurum, thus, et myrrham. Et responso accépto in somis, ne redírent ad Heródem, per áliam viam revérsi sunt in regiónem suam.

Credo.

Offertorium: Ps. lxxi: 10-11.

Reges Tharsis et ínsulæ múnera ófferent: reges Arabum et Saba dona addúcent: et adorábunt eum omnes reges terræ; omnes gentes sérvient ei.

Secreta:

Ecclésiæ tuæ, quǽsumus, Dómine, dona propítious intuére: quibus non jam aurum, thus, et myrrha profértur; sed quod eisdem munéribus declarátur, immolátor, et súmitur, Jesus Christus Fílius tuus Dóminus noster. Qui tecum.

Infra Octavam: 2. de S. Maria.
3. contra persecutores Ecclesiæ, vel pro Papa

Præfátio et Communicántes
quæ dicuntur per totam Octavam, juxta Rubricas

Communio: Matth. 2: 2

Vídimus stellam ejus in Oriénte, et vénimus cum munéribus adoráre Dóminium.

Postcommunio:

Præsta, quǽsumus, omnípotens Deus: ut quæ solémni celebrámus offício, purificátæ mentis intelligéntia consequámur. Per Dóminum.

Infra Octavam: 2. de S. Maria.
3. contra persecutores Ecclesiæ, vel pro Papa


TEXTOS DE LA MISA EN CASTELLANO

Introito.-  Mal. 3.1; 1 Par. 29.12. Ya viene el Señor, el Dominador, y en su mano están el reino, y la potestad, y el imperio.  Salmo.- 71.1. ¡Oh Dios!, da al Rey tu juicio, y al Hijo del Rey tu justicia. Gloria al Padre.

Colecta.-  Oh Dios, que en este día revelaste tu Unigénito a los gentiles por medio de una estrella, concede propicio que los que ya te conocemos por la fe, seamos conducidos hasta contemplar tu hermosura y tu grandeza. Por el mismo Señor nuestro.

Epístola.- Is. 60.1-6
Levántate, Jerusalén, resplandece!, que ya se alza tu luz y se levanta sobre ti la gloria del Señor. Las tinieblas cubren la tierra y los pueblos están en tinieblas, mientras viene a ti el Señor y en ti se manifiesta su gloria. Las naciones caminan hacia tu luz y los reyes hacia la claridad de tu aurora. Levanta los ojos y mira en tomo de ti: todos se reúnen y vienen a ti; de lejos llegan tus hijos y tus hijas son traídas en brazos. A esta vista, resplandecerás, tu corazón palpitará y se dilatará; porque hacia ti afluirán los tesoros del mar y las riquezas de los pueblos llegarán a ti. Una oleada de camellos de dromedarios de Madián y de Efá te inundarán; de Sabá vendrán  todos trayendo oro e incienso y cantando los loores del Señor.

Gradual.-  De Sabá vendrán todos trayendo oro e incienso y cantando los loores del Señor. ¡Levántate, Jerusalén, resplandece!, porque se levanta sobre ti la gloria del Señor.

Aleluya.-  Aleluya, aleluya.  Vimos su estrella en el oriente, y venimos con presentes a adorar al Señor. Aleluya.

Evangelio Mateo 2, 1-12.

Cuando hubo nacido Jesús en Belén de Judá, en tiempo del rey Herodes, unos magos vinieron de Oriente a Jerusalén, diciendo: ¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido?, porque hemos visto su estrella en Oriente y venimos a adorarle. El rey Herodes, al oír esto, se turbó, y toda Jerusalén con él. Y, convocados todos los príncipes de los sacerdotes y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. Y ellos le dijeron: En Belén de Judá, porque así está escrito por el profeta: «Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres la más pequeña de las ciudades del reino de Judá; porque de ti ha de salir el Caudillo que rija a mi pueblo Israel.» Entonces Herodes, llamando en secreto a los Magos, se informó de ellos cuidadosamente acerca del tiempo en que les apareció la estrella, y enviándoles a Belén, les dijo: Id, e informaos cuidadosamente del Niño; y cuando le hayáis encontrado, hacédmelo saber, para que yo también vaya a adorarle. Ellos, después de oír al rey, se fueron. Y he ahí que la estrella que habían visto en el Oriente, iba delante de ellos, hasta pararse sobre el lugar donde estaba el Niño. Al verla de nuevo se alegraron sobremanera y, entrando en la casa, hallaron al Niño con María, su madre (arrodillarse), y, postrados, le adoraron; y, abiertos sus tesoros, ofreciéronle dones: oro, incienso y mirra. Mas, divinamente avisados en sueños para que no volviesen a Herodes, regresaron por otro camino a su país.

Ofertorio.Salmo 71. 10-11-  Los reyes de Tarsis y de las islas le pagarán el tributo; los reyes de Arabia y de Sabá le traerán presentes. Le adorarán todos los reyes de tierra, todos los pueblos servirán.

Secreta.- Te rogamos, Señor, mires propicio los dones de tu Iglesia, en los que ya no se ofrece oro, incienso, ni mirra, sino lo que con estos mismos dones se significa, se inmola y se recibe, Jesucristo, tu Hijo y Señor nuestro. El cual vive y reina contigo.

Prefacio de Epifanía.- En verdad es digno y justo, equitativo y saludable, darte gracias en todo tiempo y lugar, Señor, santo Padre, omnipotente y eterno Dios, pues tu unigénito Hijo, apareciendo en la condición de nuestra mortalidad, nos ha regenerado con la nueva luz de su inmortalidad; y por eso, con los Ángeles y los Arcángeles, con los Tronos y las Dominaciones, y con toda la milicia del ejército celestial, cantamos un himno a tu gloria, diciendo sin cesar:

Comunión.- Hemos visto su estrella en el Oriente, y venimos con presentes a adorar al Señor.

Poscomunión.- Haz, te rogamos, ¡oh Dios omnipotente!, que, purificado nuestro espíritu, comprenda el misterio que celebramos con estos solemnes oficios. Por nuestro Señor.



DESDE NUESTRO BLOG LES DESEAMOS A NUESTROS LECTORES UNOS FELICES Y SANTOS REYES!!!! PAX VOBIS!!!

martes, 27 de diciembre de 2016

SALUDOS A NUESTROS LECTORES




En estas sagradas fechas de la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo, queremos desearles a todos nuestros lectores una Feliz y Santa Navidad y un Prospero Año Nuevo 2017, año en el que esperamos seguir con ustedes compartiendo nuestra Fe Católica, como llevamos haciéndolo desde Agosto del 2015.

El próximo año que se avecina planeamos tratar de temas doctrinales mas a fondo, para tener un publico mas activo y mas formado en la Fe, así como trataremos de abarcar temas de actualidad...y se que les gustara. 

Dando gracias a todos nuestros lectores por su Fidelidad a nuestro pequeño blog les deseamos una:

¡FELIZ Y SANTA NAVIDAD Y UN PROSPERO AÑO NUEVO 2017 DE LA MANO DE NUESTRO SEÑOR Y DE MARÍA SANTÍSIMA!

lunes, 19 de diciembre de 2016

NOVENA DE NAVIDAD- DÍA NOVENO


Desde el día 16 de Diciembre hasta la Vigilia de Navidad (24 de Diciembre) en Colombia y Ecuador se rezan las tradicionales Novenas de Aguinaldos, también conocida simplemente como NOVENA DE NAVIDAD, en preparación para la Fiesta del Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo. Los textos para la Novena de Navidad son los tradicionales, los que por generaciones se han rezado en los hogares colombianos,  los textos de la Novena fueron creados por Fray Fernando de Jesús Larrea (1700-1773) fraile franciscano y Obispo de Popayán, reformado por la Madre María Ignacia de la Congregación de las Religiosas de la Enseñanza (siglo XIX) procedente de Bogotá.

El orden de la Novena es el siguiente:
-Villancico
-Oración para todos los días
-Consideraciones del día
-Oración a la Santísima Virgen
-Oración a San José
-Gozos o Aspiraciones para la venida del Niño Jesús
-Oración al Niño Jesús
-Villancico


DÍA NOVENO- 24 DE DICIEMBRE- VIGILIA DE NAVIDAD


Villancico: Del cielo tu desciendes

(El villancico se canta con la melodía del vídeo aquí mostrado)

Bajas de las estrellas
oh Rey del Cielo,
y vienes a una gruta al frío y al hielo.
Oh Niño mío divino,
yo te veo aquí temblando;
ah, ¡cuánto te costó haberme amado!.
A ti que eres del mundo
el Creador
faltan vestido y fuego, ¡oh mi Señor!.
Querido niño elegido,
esta misma pobreza más me enamora;
ya que el amor te hizo aún más pobre.

Oración para Todos los Días

Benignísimo Dios de infinita caridad, que tanto amasteis a los hombres, que les disteis en vuestro Unigénito la mejor prenda de vuestro amor para que hecho hombre en las entrañas de una Virgen, naciese en un pesebre para nuestra salud y remedio, yo en nombre de todos los mortales os doy infinitas gracias por tan soberano beneficio; y en retorno os ofrezco la pobreza, humildad y demás virtudes de vuestro hijo humanado; suplicándoos por sus divinos méritos, por la incomodidad con que nació, y por las tiernas lágrimas que derramó en el pesebre, que dispongáis nuestros corazones con humildad profunda, con amor encendido, con total desprecio de todo lo terreno, para que Jesús recién nacido tenga en ellos su cuna, y more eternamente. Amén. (Se rezan 3 Gloria Patris)

Consideración Día Noveno

La noche ha cerrado del todo en las campiñas de Belén. Desechados por los hombres y viéndose sin abrigo, María y José han salido de la inhospitalaria población, y se han refugiado en una gruta que se encontraba al pie de la colina. Seguía a la Reina de los Ángeles el jumento que le había servido de cabalgadura durante el viaje y en aquella cueva hallaron un manso buey, dejado ahí probablemente por alguno de los caminantes que había ido a buscar hospedaje en la ciudad.

El Divino Niño, desconocido por sus criaturas va a tener que acudir a los irracionales para que calienten con su tibio aliento la atmósfera helada de esa noche de invierno, y le manifiesten con esto su humilde actitud, el respeto y la adoración que le había negado Belén. La rojiza linterna que José tenía en la mano iluminaba tenuemente ese paupérrimo recinto, ese pesebre lleno de paja que es figura profética de las maravillas del altar y de la íntima y prodigiosa unión eucarística que Jesús ha de contraer con los hombres.. María está en adoración en medio de la gruta, y así van pasando silenciosamente las horas de esa noche llena de misterios. Pero ha llegado la media noche y de repente vemos dentro de ese pesebre antes vacío, al Divino Niño esperado, vaticinado, deseado durante cuatro mil años con tan inefables anhelos. A sus pies se postra su Santísima Madre en los transporte de una adoración de la cual nada puede dar idea. José también se le acerca y le rinde el homenaje con que inaugura su misterioso e imperturbable oficio de padre putativo del redentor de los hombres.

La multitud de ángeles que descienden del cielo a contemplar esa maravilla sin par, deja estallar su alegría y hace vibrar en los aires las armonías de esa "Gloria in Excelsis", que es el eco de adoración que se produce en torno al trono del Altísimo hecha perceptible por un instante a los oídos de la pobre tierra. Convocados por ellos, vienen en tropel los pastores de la comarca a adorar al "recién nacido" y a prestarle sus humildes ofrendas.

Ya brilla en Oriente la misteriosa estrella de Jacob; y ya se pone en marcha hacia Belén la caravana espléndida de los Reyes Magos, que dentro de pocos días vendrán a depositar a los pies del Divino Niño el oro, el incienso y la mirra, que son símbolos de la caridad, de la oración y de la mortificación. Oh, adorable Niño! Nosotros también los que hemos hecho esta novena para prepararnos al día de vuestra Navidad, queremos ofreceros nuestra pobre adoración; no la rechacéis: venid a nuestras almas, venid a nuestros corazones llenos de amor.

Encended en ellos la devoción a vuestra Santa Infancia, no intermitente y sólo circunscrita al tiempo de vuestra Navidad sino siempre y en todos los tiempos; devoción que fiel y celosamente propagada nos conduzca a la vida eterna, librándonos del pecado y sembrando en nosotros todas las virtudes cristianas.

Oración a la Santísima Virgen

Soberana María, que por vuestras grandes virtudes y especialmente por vuestra humildad, merecisteis que todo un Dios os escogiese por madre suya, os suplico que vos misma preparéis y dispongáis mi alma, y la de todos los que en este tiempo hiciesen esta novena, para el nacimiento espiritual de vuestro adorado Hijo.

¡Oh dulcísima Madre! Comunicadme algo del profundo recogimiento y divina ternura con la que le aguardasteis vos, para que nos hagáis menos indignos de verle, amarle y adorarle por toda la eternidad. (Se rezan 9 Avemarías)

Amén.

Oración a San José

Oh, Santísimo José! Esposo de María y padre putativo de Jesús. Infinitas gracias doy a Dios porque os escogió para tan altos ministerios y os adornó con todos los dones proporcionados a tan excelente grandeza. Os ruego, por el amor que tuvisteis al Divino Niño, me abracéis en fervorosos deseos de verle y recibirle sacramentalmente, mientras en su divina esencia le veo y le gozo en el cielo. Amén. (Se rezan 3 Paternoster)

Gozos


Dulce Jesús Mío,
mi niño adorado:
¡ven a nuestras almas!
¡ven no tardes tanto!

1
¡Oh Sapiencia suma
del Dios soberano,
que a infantil alcance
te rebajas sacro!
¡Oh Divino Niño
ven para enseñarnos
la prudencia que hace
verdaderos sabios!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

2
¡Oh, Adonaí potente
que a Moisés hablando,
de Israel al pueblo
disteis los mandatos!
¡Ah, ven prontamente
para rescatarnos,
y que un niño débil
muestre fuerte brazo!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

3
¡Oh raíz sagrada
de Jesé que en lo alto
presentas al orbe
tu fragante nardo!
¡Dulcísimo Niño
que has sido llamado
“Lirio de los Valles,
Bella flor del campo”!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

4
¡Llave de David
que abre al desterrado
las cerradas puertas
de regio palacio!
¡Sácanos, oh Niño,
con tu blanca mano
de la cárcel triste
que labró el pecado!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

5
¡Oh lumbre de Oriente,
sol de eternos rayos,
que entre las tinieblas
tu esplendor veamos!
¡Niño tan precioso,
dicha del cristiano,
luzca la sonrisa
de tus dulces labios!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

6
¡Espejo sin mancha
santo de los santos,
sin igual imagen del
Dios soberano!
¡Borra nuestras culpas,
salva al desterrado
y en forma de niño,
da al mísero amparo!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

7
¡Rey de las naciones,
Emmanuel preclaro.
de Israel anhelo,
pastor de rebaño!
¡Niño que apacientas
con suave cayado
ya la oveja arisca
ya el cordero manso!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!
8
¡Ábranse los cielos
y llueva de lo alto
bienhechor rocío
como riego santo!
¡Ven hermoso Niño!
¡Ven Dios humanado!
¡Luce, hermosa estrella,
brota, flor del campo!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

9
Ven que ya María
previene sus brazos
do su Niño vean
en tiempo cercano!
¡Ven que ya José
con anhelo sacro
se dispone a hacerse
de tu amor sagrario!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

10
¡Del débil auxilio,
del doliente amparo,
consuelo del triste,
luz del desterrado!
¡Vida de mi vida,
mi dueño adorado,
mi constante amigo,
mi divino hermano!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

11
¡Véante mis ojos
de ti enamorados!
¡Bese ya tus plantas!
¡Bese ya tus manos!
Prosternado en tierra
te tiendo los brazos,
y aún más que mis frases
te dice mi llanto!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

12
¡Ven Salvador Nuestro
por quien suspiramos!
¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!


Oración al Niño Jesús

Acordaos, ¡oh dulcísimo Niño Jesús!, que dijiste a la Venerable Margarita del Santísimo Sacramento, y en persona suya a todos vuestros devotos, estas palabras tan consoladoras para nuestra pobre humanidad tan agobiada y doliente:

“Todo lo que quieras pedir, pídelo por los méritos de mi infancia y nada te será negado”.
Llenos de confianza en Vos, ¡Oh Jesús!, que sois la misma verdad, venimos a exponeros toda nuestra miseria. Ayúdanos a llevar una vida santa, para conseguir una eternidad bienaventurada. Concedednos por los méritos infinitos de vuestra encarnación y de vuestra infancia, la gracia de la cual necesitamos tanto. Nos entregamos a Vos, ¡oh Niño omnipotente! Seguros de que no quedará frustrada nuestra esperanza y de que en virtud de vuestra divina promesa, acogeréis y despachareis favorablemente nuestra súplica.

Amén. (Se reza 1 Paternoster, 1 Avemaría y 1 Gloria Patri)


Villancico: Noche de Paz

¡FELIZ Y SANTA NAVIDAD! ¡QUE EL NIÑO JESÚS NAZCA EN SUS CORAZONES! PAX VOBIS

NOVENA DE NAVIDAD- DÍA OCTAVO


Desde el día 16 de Diciembre hasta la Vigilia de Navidad (24 de Diciembre) en Colombia y Ecuador se rezan las tradicionales Novenas de Aguinaldos, también conocida simplemente como NOVENA DE NAVIDAD, en preparación para la Fiesta del Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo. Los textos para la Novena de Navidad son los tradicionales, los que por generaciones se han rezado en los hogares colombianos,  los textos de la Novena fueron creados por Fray Fernando de Jesús Larrea (1700-1773) fraile franciscano y Obispo de Popayán, reformado por la Madre María Ignacia de la Congregación de las Religiosas de la Enseñanza (siglo XIX) procedente de Bogotá.

El orden de la Novena es el siguiente:
-Villancico
-Oración para todos los días
-Consideraciones del día
-Oración a la Santísima Virgen
-Oración a San José
-Gozos o Aspiraciones para la venida del Niño Jesús
-Oración al Niño Jesús
-Villancico


DÍA OCTAVO- 23 DE DICIEMBRE


Villancico: Tutaina Tuturuma

Oración para Todos los Días

Benignísimo Dios de infinita caridad, que tanto amasteis a los hombres, que les disteis en vuestro Unigénito la mejor prenda de vuestro amor para que hecho hombre en las entrañas de una Virgen, naciese en un pesebre para nuestra salud y remedio, yo en nombre de todos los mortales os doy infinitas gracias por tan soberano beneficio; y en retorno os ofrezco la pobreza, humildad y demás virtudes de vuestro hijo humanado; suplicándoos por sus divinos méritos, por la incomodidad con que nació, y por las tiernas lágrimas que derramó en el pesebre, que dispongáis nuestros corazones con humildad profunda, con amor encendido, con total desprecio de todo lo terreno, para que Jesús recién nacido tenga en ellos su cuna, y more eternamente. Amén. (Se rezan 3 Gloria Patris)

Consideración Día Octavo

Llegan a Belén José y María buscando hospedaje en los mesones, pero no encuentran, ya por hallarse todos ocupados, ya porque se les deshace a causa de su pobreza. Empero, nada puede turbar la paz interior de los que están fijos en Dios.

Si José experimentaba tristeza cuando era rechazado de casa en casa, porque pensaba en María y en el Niño, sonreíase también con santa tranquilidad cuando fijaba la mirada en su casta esposa. El ruido de cada puerta que se cerraba ante ellos era una dulce melodía para sus oídos.

Eso era lo que había venido a buscar. El deseo de esas humillaciones era lo que había contribuido a hacerle tomar la forma humana. Oh! Divino Niño de Belén! Estos días que tantos han pasado en fiestas y diversiones o descansando muellemente en cómodas y ricas mansiones, ha sido para vuestros padres un día de fatiga y vejaciones de toda clase. ¡Ay! el espíritu de Belén es el de un mundo que ha olvidado a Dios.

¡Cuántas veces no ha sido también el nuestro! Pónese el sol el 24 de diciembre detrás de los tejados de Belén y sus últimos rayos doran la cima de las rocas escarpadas que lo rodean. Hombres groseros, codean rudamente al Señor en las calles de aquella aldea oriental y cierran sus puertas al ver a a su Madre.

La bóveda de los cielos aparece purpurina por encima de aquellas colinas frecuentadas por los pastores. Las estrellas van apareciendo unas tras otras. Algunas horas más y aparecerá el Verbo Eterno.

Oración a la Santísima Virgen

Soberana María, que por vuestras grandes virtudes y especialmente por vuestra humildad, merecisteis que todo un Dios os escogiese por madre suya, os suplico que vos misma preparéis y dispongáis mi alma, y la de todos los que en este tiempo hiciesen esta novena, para el nacimiento espiritual de vuestro adorado Hijo.

¡Oh dulcísima Madre! Comunicadme algo del profundo recogimiento y divina ternura con la que le aguardasteis vos, para que nos hagáis menos indignos de verle, amarle y adorarle por toda la eternidad. (Se rezan 9 Avemarías)

Amén.

Oración a San José

Oh, Santísimo José! Esposo de María y padre putativo de Jesús. Infinitas gracias doy a Dios porque os escogió para tan altos ministerios y os adornó con todos los dones proporcionados a tan excelente grandeza. Os ruego, por el amor que tuvisteis al Divino Niño, me abracéis en fervorosos deseos de verle y recibirle sacramentalmente, mientras en su divina esencia le veo y le gozo en el cielo. Amén. (Se rezan 3 Paternoster)

Gozos


Dulce Jesús Mío,
mi niño adorado:
¡ven a nuestras almas!
¡ven no tardes tanto!

1
¡Oh Sapiencia suma
del Dios soberano,
que a infantil alcance
te rebajas sacro!
¡Oh Divino Niño
ven para enseñarnos
la prudencia que hace
verdaderos sabios!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

2
¡Oh, Adonaí potente
que a Moisés hablando,
de Israel al pueblo
disteis los mandatos!
¡Ah, ven prontamente
para rescatarnos,
y que un niño débil
muestre fuerte brazo!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

3
¡Oh raíz sagrada
de Jesé que en lo alto
presentas al orbe
tu fragante nardo!
¡Dulcísimo Niño
que has sido llamado
“Lirio de los Valles,
Bella flor del campo”!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

4
¡Llave de David
que abre al desterrado
las cerradas puertas
de regio palacio!
¡Sácanos, oh Niño,
con tu blanca mano
de la cárcel triste
que labró el pecado!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

5
¡Oh lumbre de Oriente,
sol de eternos rayos,
que entre las tinieblas
tu esplendor veamos!
¡Niño tan precioso,
dicha del cristiano,
luzca la sonrisa
de tus dulces labios!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

6
¡Espejo sin mancha
santo de los santos,
sin igual imagen del
Dios soberano!
¡Borra nuestras culpas,
salva al desterrado
y en forma de niño,
da al mísero amparo!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

7
¡Rey de las naciones,
Emmanuel preclaro.
de Israel anhelo,
pastor de rebaño!
¡Niño que apacientas
con suave cayado
ya la oveja arisca
ya el cordero manso!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!
8
¡Ábranse los cielos
y llueva de lo alto
bienhechor rocío
como riego santo!
¡Ven hermoso Niño!
¡Ven Dios humanado!
¡Luce, hermosa estrella,
brota, flor del campo!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

9
Ven que ya María
previene sus brazos
do su Niño vean
en tiempo cercano!
¡Ven que ya José
con anhelo sacro
se dispone a hacerse
de tu amor sagrario!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

10
¡Del débil auxilio,
del doliente amparo,
consuelo del triste,
luz del desterrado!
¡Vida de mi vida,
mi dueño adorado,
mi constante amigo,
mi divino hermano!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

11
¡Véante mis ojos
de ti enamorados!
¡Bese ya tus plantas!
¡Bese ya tus manos!
Prosternado en tierra
te tiendo los brazos,
y aún más que mis frases
te dice mi llanto!

¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!

12
¡Ven Salvador Nuestro
por quien suspiramos!
¡Ven a nuestras almas!
¡Ven no tardes tanto!


Oración al Niño Jesús

Acordaos, ¡oh dulcísimo Niño Jesús!, que dijiste a la Venerable Margarita del Santísimo Sacramento, y en persona suya a todos vuestros devotos, estas palabras tan consoladoras para nuestra pobre humanidad tan agobiada y doliente:

“Todo lo que quieras pedir, pídelo por los méritos de mi infancia y nada te será negado”.
Llenos de confianza en Vos, ¡Oh Jesús!, que sois la misma verdad, venimos a exponeros toda nuestra miseria. Ayúdanos a llevar una vida santa, para conseguir una eternidad bienaventurada. Concedednos por los méritos infinitos de vuestra encarnación y de vuestra infancia, la gracia de la cual necesitamos tanto. Nos entregamos a Vos, ¡oh Niño omnipotente! Seguros de que no quedará frustrada nuestra esperanza y de que en virtud de vuestra divina promesa, acogeréis y despachareis favorablemente nuestra súplica.

Amén. (Se reza 1 Paternoster, 1 Avemaría y 1 Gloria Patri)


Villancico: A Belen Pastores

PAX VOBIS