SEDEVACANTISMO I



Como muchos de nuestros lectores sabrán este blog es abiertamente sedevacantista, y desde hacia mucho tiempo habíamos prometido dedicar un post acerca de este tema, pero como esta posición teológica es tan extensa que no podemos dedicarle solo un post, por lo tanto a continuación les presentamos  la Primera Parte de la profundización sobre el Sedevacantismo.

                                              SEDEVACANTISMO- PRIMERA PARTE

Por Sedevacantismo se entiende la postura teológica actual que sostiene que desde la muerte del Papa Pío XII en 1958 la Silla de San Pedro (que ocupan los Sumos Pontífices) ha estado vacante, debido a la herejía publica y evidente (e incluso apostasía) de los supuestos Papas que han ocupado el trono de San Pedro después del Papa Pío XII, es decir Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco. Para muchos resulta imposible creer que durante mas de 50 casi 60 años haya estado vacante el Papado y que por lo tanto no haya habido un Papa valido, pero es posible ya que de por si la Santísima Virgen Maria en La Sallette predijo:

"Roma perderá la Fe y se convertirá en la Sede del Anticristo" 

E incluso desde el Concilio Vaticano I los Padres Conciliares consideraron que en la Iglesia puede haber grandes lapsos de tiempo sin Papa, como ocurrió durante el Cisma de Occidente, en hubo 2 años sin Papa, hasta que fu elegido Su Santidad Martín V. Deben de saber nuestros lectores que herejía es negar los dogmas de Fe revelados por el Espíritu Santo a la Iglesia a conciencia y contumazmente, la Apostasía es el abandonar totalmente la Fe cristiana, y las dos (Herejía y Apostasía) están excomulgados automáticamente por el Derecho Canónico, que son las leyes que rigen a la Santa Iglesia. El Canon 2314 del Derecho Canónico de 1917 lo explica perfectamente:

"Canon 2314, Código de Derecho Canónico de 1917: “Todos los apóstatas de la fe cristiana y todos y cada uno de los herejes o cismáticos: 1) incurren ipso facto [“en el acto” o “inmediatamente”] en excomunión…

La herejía de los últimos reclamantes al Trono de San Pedro (los 6 ya mencionados) es bastante evidente, ya que proclaman y predican cosas totalmente adversas a la Fe Católica, todo este declive se ha visto tiene su origen en el Concilio Vaticano II (1962-1965) convocado por el Antipapa (es decir falso Papa) Juan XXIII y terminado por el Antipapa Pablo VI, este ultimo también cambiaría el Santo Sacrificio de la Misa en Latín (que la Iglesia en toda su historia había celebrado) por el culto Protestante del "Novus Ordo Missae" (como él mismo lo llamo) o mas conocida como la "Misa" moderna o la "Misa en español",etc.

Dios quiso que esta destrucción de la Fe y de la Iglesia pasara en estos tiempos modernos en que hay tanta tecnología para que nos diéramos de cuenta con mayor facilidad de los actos anticatolicos y hereticos de la Igelsia del Vaticano II.


                         Antipapa Juan XXIII con un Sumo Sacerdote Sintoista en el Vaticano.


Antipapa Pablo VI con el cismático Patriarca ortodoxo Atenagoras de Constantinopla haciendo el                                                                               saludo masònico.


Antipapa Juan Pablo II en la reunión mundial de las falsas religiones (que él mismo organizó) en                                                                             Asís, Italia en 1986.


Antipapa Benedicto XVI (supuesto tradicionalista) en otra reunión de las falsas religiones                                                      (también convocada por el mismo) en Asís en 2011.


                  Antipapa Francisco reunido con lideres de falsas religiones en Roma en 2014.





                                      Aquí algunos ejemplos del Novus Ordo o "Misa" nueva

Estos Antipapas y las Reformas del Concilio Vaticano II afectaron la Fe Católica y la Iglesia hasta tal punto de destruir la fe de muchos y hacer caer en herejía a los pocos que quedaron con fe quedando en gran peligro sus almas y en condenación eterna, esta es la tarea del demonio: perder las almas y llevarlas al Infierno, y esto es lo que hace esta nueva religión que nació con el Vaticano II. Esta Nueva Iglesia (que no es Católica) es la Iglesia del Anticristo que redujo la verdadero Iglesia Católica a un puñado de fieles.

Para recalcar lo grave que es la herejía, y principalmente la herejía del modernismo que hoy imponen los Antipapas desde Roma vamos a citar al magisterio de la Iglesia y a algunos doctores de la Iglesia:

Papa León XIII, Satis cognitum, # 19, 29 de junio de 1896:
“Tal ha sido la costumbre constante de la Iglesia, apoyada por el juicio unánime de los Santos Padres, que siempre han mirado como excluido de la comunión católica y fuera de la Iglesia a cualquiera que se separe en lo más mínimo de la doctrina enseñada por el magisterio auténtico".

San Francisco de Sales (siglo XVII), Doctor de la Iglesia, La Controversia Católica, pp. 305-306: “Ahora bien, cuando él [el papa] es explícitamente un hereje, cae ipso facto de su dignidad y fuera de la Iglesia…”.

Papa Gregorio XVI, Mirari vos, # 7, 15 de agosto de 1832: “… nada debe quitarse de cuanto ha sido definido, nada mudarse, nada añadirse, sino que debe conservarse puro tanto en la palabra como en el sentido".

San Roberto Belarmino, De Romano Pontifice, II, 30, hablando de un reclamante del oficio papal: “Porque, en primer lugar, se demuestra con argumentos de autoridad y por la razón que el hereje manifiesto es depuesto ipso facto. El argumento se basa en la autoridad de San Pablo (Tito 3, 10), que ordena que evitemos al hereje después de dos advertencias, es decir, después de haber mostrado ser manifiestamente obstinado; lo que significa que es antes de cualquier excomunión o sentencia judicial. Y es por eso que San Jerónimo escribe, agregando que los otros pecadores están excluidos de la Iglesia por la pena de excomunión [ferendae sententiae = proceso formal], pero los herejes, por sus propios actos, se destierran y se separan del cuerpo de Cristo [latae sententiae = excomunión automática]”.

Y recordemos que los Antipapas del Vaticano II no han caído en 1 sola herejía sino en varias!!! Y recordemos a la vez que un hereje no pertenece a la Iglesia, y por lo tanto alguien que no pertenece a la Iglesia NO PUEDE SER PAPA!!! Y si no me creen les dejo esta bula dogmática del Papa Eugenio IV en el Sacrosanto Concilio de Florencia:

Papa Eugenio IV Bula "Cantate Domino" 1441
" (La Iglesia) Firmemente cree, profesa y predica que nadie que no esté dentro de la Iglesia Católica, no sólo paganos, sino también judíos o herejes y cismáticos, puede hacerse participe de la vida eterna, sino que irá al fuego eterno que está aparejado para el diablo y sus ángeles [Mt. 25, 41], a no ser que antes de su muerte se uniere con ella (...)".

Por el momento estos son los puntos que podemos exponer, la próxima semana daremos la segunda entrega del Sedevacantismo, mientras tanto sigamos fuerte y firmes en la Fe Católica única y verdadera, fuera de la cual nadie puede salvarse.


        ¡¡¡VIVA CRISTO REY!!! ¡¡¡VIVA EL CORDE DE MARÍA!!! ¡¡¡VIVA LA IGLESIA                                                            CATÓLICA NUESTRA MADRE!!!

PAX VOBIS.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SANTO VIACRUCIS TRADICIONAL

NOVENA AL GLORIOSO PATRIARCA SAN JOSÉ

LETANÍAS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS EN LATÍN